Imágenes de la Transición: El general Armada y el ruido de sables

Juan Carlos I y el general Armada
Juan Carlos I y el general Armada

En febrero Tarradellas estuvo con Armada en Lérida y le comentó a un dirigente nacionalista catalán: “¡Este hombre está lanzado! Me preocupa”.

Eufórico lo encontraron también, un mes antes, los generales Sáenz de Tejada y Pardo de Santayana, cuando los invitó a su casa de Madrid para darles dos noticias: tendría que adelantar el regreso a Lérida porque el Rey quería verlo en Baqueira, y el general Gabeiras iba a proponerlo para segundo jefe del Estado Mayor.

Después les preguntó cómo estaban de moral las unidades de Madrid y al responderle que había crispación pero no pensaban que pudiese pasar nada grave, se sintió molesto y discutió con Sáenz de Tejada hasta el punto de que la reunión terminó con la perplejidad y el disgusto de los visitantes.

Que Armada informaba al Rey cargando las tintas de la situación en los cuarteles lo sabía Gutiérrez Mellado, que riñó con él cuando, ya en la subjefatura del Estado Mayor, acudió a visitarlo por orden del Rey. Pero Armada pensaba que la vuelta a Madrid suponía también la aceptación real de la “operación Armada”, de ahí que al preguntarle Francisco Medina si el Rey contaba con él para presidir un gobierno de salvación, respondió: “Eso está contestado. El Rey quería traerme a Madrid”.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies