Caricatura personalCaricatura persoal

Veo la caricatura política y la caricatura personal como dos ramas distintas de un mismo árbol.
Por eso en la caricatura política busqué la risa del lector, convirtiendo a los protagonistas de cada viñeta en monigotes cómicos; y, sin embargo, practiqué la caricatura personal como una forma de retrato, en el que exagero la “expresión característica” del modelo -que siempre está en los ojos y en la boca- para obtener una semejanza que no podría alcanzar con un retrato convencional. Sólo exagero lo imprescindible porque no me interesa hacer risible a la persona caricaturizada, aunque, por no ajustarse a la realidad, la caricatura sorprende, desconcierta y hace reír siempre.

 

Vexo a caricatura política e a caricatura persoal como dúas ponlas distintas dunha mesma árbore.
Velaí por que na caricatura política procurei a risa do lector, convertendo aos protagonistas de cada viñeta en monicreques cómicos; e, sen embargo, practiquei a caricatura persoal como unha forma de retrato, no que esaxero a “expresión característica” do modelo -que sempre está nos ollos e na boca- para obter unha semellanza que non podería acadar cun retrato convencional. Non esaxero máis que o imprescindible porque non me interesa facer risible a persoa caricaturizada, aínda que, por non axustarse á realidade, a caricatura sorprende, desconcerta e fai rir sempre.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Deixa un comentario

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.