Isaac Díaz PardoIsaac Díaz Pardo

Isaac Díaz Pardo

Los ojos de Isaac, como los de Picasso, veían detrás del horizonte artístico. Lo dije hace años y lo repito ahora: en Isaac había mucho más que una chispa de genialidad, y lo demostró como pintor, diseñador, ceramista y arquitecto. Pero además de la admiración que sentí por el artista, me maravilló el Isaac, pequeño-enorme hombre, fiel a la memoria de los que, frente a la barbarie, dieron la vida por Galicia; el que puso en marcha empresas ejemplares; o que se dió generosamente a los amigos… Yo, que fuí uno de ellos, intenté captar una pizca de su personalidad en retratos y caricaturas.

Isaac Díaz Pardo

Os ollos de Isaac, coma os de Picasso, vían alén do horizonte artístico. Díxeno hai anos e repítoo agora: en Isaac había moito máis ca unha chispa de xenialidade, e demostrouno como pintor, deseñador, ceramista e arquitecto. Pero ademais da admiración que sentín polo artista, abraioume o Isaac, pequeno-enorme home, fiel á memoria dos que, fronte á barbarie, deron a vida por Galicia; o que puxo en marcha empresas exemplares; o que se deu xenerosamente aos amigos… Eu, que fun un deles, tentei apreixar un chisco da súa personalidade en retratos e caricaturas, que irei dando a coñecer nesta páxina, como recordo dun ser humano inesquecible.

1 comentario en “Isaac Díaz PardoIsaac Díaz Pardo

  1. Ha visto truncadas sus recompensas, pero es un puntal para Sargadelos y Galicia.
    Con admiración.
    Rosa María Milleiro

Deixa un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.