Imágenes de la Transición: Tarradellas pide un golpe de timónImáxes dá Transición: Tarradellas pide un golpe de timón

Suárez, Tarradellas, Juan Carlos I
Suárez, Tarradellas, Juan Carlos I

Tarradellas temía que la España de las 17 comunidades autónomas, crease una crispación de consecuencias imprevisibles y se lo dijo al Rey en 1979: “España necesita un golpe de timón para resolver los graves problemas que un país como el nuestro tiene planteados… Si no ponemos todos los medios para construir la paz entre todos, la repetición de la catástrofe es una idea no descartable”. Después lo repitió en todas partes y a todas horas, y en 1980 declaró al periódico O tempo portugués: “Estoy convencido de que es inevitable una intervención militar”. Esa convicción la expresó también en España: “sólo un cirujano de hierro podría salvar la situación”.

Cuando el 27 de enero de 1981 presentó en Madrid el libro Todo un Rey, de Pilar Cernuda, José Oneto, Ramón Pi e Pedro J. Ramírez, comparó la crispación del momento con la de 1934 y puso la confianza en el Rey “porque algún día puede ser útil para todo el pueblo español”.

Era opinión generalizada que Tarradellas pedía el golpe de timón contra Suárez, incapaz de reconducir la situación; sin embargo aquel mesmo día lo disculpó en Diario 16 y el presidente le confió que “el golpe se produciría”.

Lo contó a la prensa cuatro años después, un día de incontinencia verbal aguda.

Suárez, Tarradellas, Juan Carlos I
Suárez, Tarradellas, Juan Carlos I

Tarradellas temía que a España das 17 autonomías, crease unha crispación de consecuencias imprevisibeis e díxolle ao Rei en 1979: “España necesita un golpe de timón para resolver los graves problemas que un país como el nuestro tiene planteados… Si no ponemos todos los medios para construir la paz entre todos, la repetición de la catástrofe es una idea no descartable”. Despois repetiuno en todas partes e a todas horas, e en 1980 declarou ao xornal O tempo portugués: “Estoy convencido de que es inevitable una intervención militar”. Esa convición expresouna tamén en España: “sólo un cirujano de hierro podría salvar la situación”.

Cando o 27 de xaneiro de 1981 presentou en Madrid o libro Todo un Rey, de Pilar Cernuda, José Oneto, Ramón Pi e Pedro J. Ramírez, comparou a crispación do momento coa de 1934 e puxo a confianza no Rei “porque algún día puede ser útil para todo el pueblo español”.

Era opinión xeralizada que Tarradellas pedía o golpe de timón contra Suárez, incapaz de reconducir a situación; sen embargo aquel mesmo día disculpouno en Diario 16 e o presidente confioulle que “el golpe se produciría”.

Contouno á prensa catro anos despois, un día de incontinencia verbal aguda.

Deixa un comentario

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.