Imágenes de la Transición: Primera legislatura Imáxes da Transición: Primeira lexislatura

Presidente Xunta de Galicia Gerardo Fernández Albor
Gerardo Fernández Albor, Domingo García-Sabell, José Quiroga, Antonio Rosón

El Parlamento Gallego, presidido por Antonio Rosón, se instaló de forma provisional en el espléndido marco del Pazo Xelmírez y el 12 de Diciembre del año 1981 comenzó la primera legislatura. Francisco Vázquez, secretario general del PSOE gallego y Ceferino Díaz, el ideólogo, habían acordado  llevar en las listas a cuatro galleguistas independientes: Ramón Piñeiro, Carlos Casares, Alfredo Conde e Benjamín Casal, que dieron el voto a Gerardo Fernández Albor para que presidiese la Xunta de Galicia. La inexperiencia dio lugar a la anécdota cuando el presidente leyó de corrido las dos fórmulas alternativas y dijo: “Juro o prometo…”.

En mayo de 1982 Francisco Vázquez renunció a la secretaría del PSOE y non volvió al Parlamento al no ser aceptada su propuesta de que A Coruña fuera la capital de Galicia. En noviembre fueron expulsados los diputados del Bloque Bautista Álvarez y Lois Diéguez, y del PSG, Claudio López Garrido, por no acatar la Constitución y el Estatuto de Autonomía.

En junio de 1984 los restos de Castelao volvieron a Galicia para reposar en el Panteón de Galegos Ilustres. La politización resultó inevitable y lo que debería ser motivo de alegría compartida, se convirtió en un acto lamentable.

A finales de 1985 se convocaron nuevas elecciones.

Presidente Xunta de Galicia Gerardo Fernández Albor
Gerardo Fernández Albor, Domingo García-Sabell, José Quiroga, Antonio Rosón

O Parlamento Galego, presidido por Antonio Rosón, instalouse de forma provisional no espléndido marco do Pazo Xelmírez e o 12 de Nadal do ano 1981 comezou a primeira lexislatura. Francisco Vázquez, secretario xeral do PSOE galego e Ceferino Díaz, o ideólogo, acordaran levar nas listas a catro galeguistas independentes: Ramón Piñeiro, Carlos Casares, Alfredo Conde e Benxamón Casal, que deron o voto a Xerardo Fernández Albor para que presidise a Xunta de Galicia. A inexperiencia deu lugar á anécdota cando o presidente leu de corrido as dúas fórmulas alternativas e dixo: “Xuro ou prometo…”.

En maio de 1982 Francisco Vázquez renunciou á secretaría do PSOE e non volveu ao Parlamento ao non ser aceptada a súa proposta de que A Coruña fose a capital de Galicia. En novembro foron expulsados os deputados do Bloque Bautista Álvarez e Lois Diéguez, e o do PSG, Claudio López Garrido, por non acatar a Constitución e o Estatuto de Autonomía.

En xuño de 1984 os restos de Castelao volveron a Galicia para repousar no Panteón de Galegos Ilustres. A politización resultou inevitable e o que debería ser motivo de alegría compartida, converteuse nun acto lamentable.

A finais de 1985 convocáronse novas eleccións.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deixa un comentario

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.