Imágenes de la Transición: Primera legislatura Imáxes da Transición: Primeira lexislatura

Presidente Xunta de Galicia Gerardo Fernández Albor
Gerardo Fernández Albor, Domingo García-Sabell, José Quiroga, Antonio Rosón

El Parlamento Gallego, presidido por Antonio Rosón, se instaló de forma provisional en el espléndido marco del Pazo Xelmírez y el 12 de Diciembre del año 1981 comenzó la primera legislatura. Francisco Vázquez, secretario general del PSOE gallego y Ceferino Díaz, el ideólogo, habían acordado  llevar en las listas a cuatro galleguistas independientes: Ramón Piñeiro, Carlos Casares, Alfredo Conde e Benjamín Casal, que dieron el voto a Gerardo Fernández Albor para que presidiese la Xunta de Galicia. La inexperiencia dio lugar a la anécdota cuando el presidente leyó de corrido las dos fórmulas alternativas y dijo: “Juro o prometo…”.

En mayo de 1982 Francisco Vázquez renunció a la secretaría del PSOE y non volvió al Parlamento al no ser aceptada su propuesta de que A Coruña fuera la capital de Galicia. En noviembre fueron expulsados los diputados del Bloque Bautista Álvarez y Lois Diéguez, y del PSG, Claudio López Garrido, por no acatar la Constitución y el Estatuto de Autonomía.

En junio de 1984 los restos de Castelao volvieron a Galicia para reposar en el Panteón de Galegos Ilustres. La politización resultó inevitable y lo que debería ser motivo de alegría compartida, se convirtió en un acto lamentable.

A finales de 1985 se convocaron nuevas elecciones.

Presidente Xunta de Galicia Gerardo Fernández Albor
Gerardo Fernández Albor, Domingo García-Sabell, José Quiroga, Antonio Rosón

O Parlamento Galego, presidido por Antonio Rosón, instalouse de forma provisional no espléndido marco do Pazo Xelmírez e o 12 de Nadal do ano 1981 comezou a primeira lexislatura. Francisco Vázquez, secretario xeral do PSOE galego e Ceferino Díaz, o ideólogo, acordaran levar nas listas a catro galeguistas independentes: Ramón Piñeiro, Carlos Casares, Alfredo Conde e Benxamón Casal, que deron o voto a Xerardo Fernández Albor para que presidise a Xunta de Galicia. A inexperiencia deu lugar á anécdota cando o presidente leu de corrido as dúas fórmulas alternativas e dixo: “Xuro ou prometo…”.

En maio de 1982 Francisco Vázquez renunciou á secretaría do PSOE e non volveu ao Parlamento ao non ser aceptada a súa proposta de que A Coruña fose a capital de Galicia. En novembro foron expulsados os deputados do Bloque Bautista Álvarez e Lois Diéguez, e o do PSG, Claudio López Garrido, por non acatar a Constitución e o Estatuto de Autonomía.

En xuño de 1984 os restos de Castelao volveron a Galicia para repousar no Panteón de Galegos Ilustres. A politización resultou inevitable e o que debería ser motivo de alegría compartida, converteuse nun acto lamentable.

A finais de 1985 convocáronse novas eleccións.

Deixa un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.