Imágenes de la Transición: El comandante Cortina Imáxes da Transición: O comandante Cortina

Una de las conversaciones telefónicas grabadas por orden de Laína es la del general Armada con el Rey para informarle de lo que está pasando en el Congreso secuestrado por Tejero, y cuál debe ser el desenlace después de que él vaya a ofrecerse a los diputados como presidente de un “gobierno de salvación”. Ante la sorpresa del Rey, Armada argumenta: “Pero esto es de lo que hemos venido hablando, señor; esta es la ocasión de poner en práctica lo que hemos hablado”. El Rey, irritado, le responde: “¡Cómo me puedes decir eso, Alfonso! ¡Esto no es… así no, así no!” Y le pasó el teléfono a Sabino.Unha das conversas telefónicas gravadas por orde de Laína é a do xeneral Armada co rei para informalo do que está a pasar no Congreso secuestrado por Tejero, e cal debe ser o desenlace despois que el vaia ofrecerse aos deputados como presidente dun «Gobierno de salvación». Ante o abraio do rei, Armada argumenta: «Pero esto es de lo que hemos venido hablando, señor; esta es la ocasión de poner en práctica lo que hemos hablado». O rei, alporizado, respóndelle: «¡Cómo me puedes decir eso, Alfonso! ¡Esto no es… así no, así no!». E pasoulle o teléfono a Sabino.

Las cintas que el ministro Rosón hizo desaparecer podrían explicar qué pasó el 23f, pero también podría hacerlo el comandante Cortina, del CESID. Tejero lo señaló como la persona que lo había puesto en relación con el general Armada para recibir instrucciones sobre el golpe. Armada y Cortina negaron el encuentro después de intentar, inútilmente, que Tejero no lo citase. Armada le recordó su compromiso de no hacerlo, y Cortina se vio con la mujer del coronel, le regaló un ejemplar del Quijote en una edición de lujo y le aseguró que él podría ser útil al marido si seguía libre. Tejero no hizo caso y dio datos de la reunión. Sin embargo Cortina fue absuelto por falta de pruebas.

As cintas que o ministro Rosón mandou gardar poderían explicar que pasou o 23F, pero tamén podería facelo o comandante Cortina, do Cesid. Tejero sinalouno como a persoa que o puxo en relación co xeneral Armada para recibir instrucións sobre o golpe. Armada e Cortina negaron o encontro despois de tentar, inutilmente, que Tejero non o citase. Armada recordoulle o seu compromiso de non facelo, e Cortina viuse coa muller do coronel, agasallouna cun exemplar do Quixote nunha edición de luxo e aseguroulle que el podería ser útil ao marido se seguía libre. Tejero non fixo caso e deu datos da reunión. Porén, Cortina foi absolto por falta de probas.

Deixa un comentario

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.