Imágenes de la Transición: Armada, Sabino y el ReyImáxes da Transición: Armada, Sabino e o Rei

Que Armada tramó su 23f sin conocimiento del Rey está fuera de toda duda; que hizo creer a todos los interlocutores que actuaba en nombre del Rey, también. El plan pasaba por hacer coincidir la entrada de Tejero en el Congreso con su presencia en la Zarzuela, pero topó con Sabino, que no la permitió. No es que desconfiase de él, pero era una cuestión de dignidad: el secretario de la Casa Real era él y Armada no pintaba nada. Que Armada tramou o seu 23f sen coñecemento do Rei está fóra de toda dúbida; que fixo crer a todos os interlocutores que actuaba en nome do Rei, tamén. O plan pasaba por facer coincidir a entrada de Tejero no Concreso coa súa presenza na Zarzuela, pero topou con Sabino, que non a permitiu. Non é que desconfiase del, pero era unha cuestión de dignidade: o secretario da Casa Real era el e Armada non pintaba nada. Después lo llamó el general Juste para preguntarle si ya había llegado Armada y Sabino, molesto, respondió: “Ni está, ni se le espera”. Entonces Juste le contó que en la reunión en la División Acorazada se dijera que Armada dirigía la operación en nombre del Rey.

Cuando el capitán Muñecas anunciara la próxima llegada al Congreso de una autoridad militar, por supuesto, la Reina comentó: “¡Es Armada!”. La información del general Juste demostraba lo acertado de aquella intuición.

Armada mintió a todos y no dudó en hacerlo al Rey cuando lo llamó para preguntarle: “Alfonso, en la Brunete están invocando tu nombre y el mío… ¿Tú lo has autorizado?”. El general, con aparente candor, le respondió: “Yo no, Majestad. Es la primera noticia que tengo”.Despois chamouno o xeneral Juste para preguntarlle se xa chegara Armada e Sabino, molesto, respondeulle: “Ni está, ni se le espera”. Entón Juste contoulle que na reunión na División Acorazada se díxera que Armada dirixía a operación en nome do Rei.

Cando o capitán Muñecas anunciara a próxima chegada ao Congreso dunha autoridade militar, por suposto, a Raíña comentou: “¡Es Armada!”. A información do xeneral Juste demostraba o acertado daquela intuición.

Armada mentira a todos e non dubidou en facelo ao Rei cando o chamou para preguntarlle: “Alfonso, en la Brunete están invocando tu nombre y el mío… ¿Tú lo has autorizado?”. O xeneral, con aparente candor, respondeulle: “Yo no, Majestad. Es la primera noticia que tengo.”

Deixa un comentario

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.