Imágenes de la Transición: 23f Miláns del BoschImáxes da Transición: Miláns del Bosch apoia a Tejero

Minutos después de entrar Tejero en el Congreso, el capitán general de la III Región Militar, Jaime Miláns del Bosch, sacó los tanques a las calles de Valencia y publicó un bando en el que asumía el poder civil hasta recibir instrucciones del Rey. Terminaba con vivas al Rey y a España. El bando fue leído a los diputados por uno de los oficiales que ocuparon el Congreso.Minutos despois de entrar Tejero no Congreso, o capitán xeral da III Rexión Militar, Jaime Miláns del Bosch, sacou os tanques ás rúas de Valencia e publicou un bando no que asumía o poder civil ata recibir instrucións do Rei. Remataba con vivas ao Rei e a España. O bando leuno aos deputados un dos oficiais que ocuparon o Congreso.

Después del encuentro con Armada en Valencia, el 10 de enero, Miláns se comprometió a colaborar con él y así lo dijo en la reunión que tuvo el 18, en Madrid, con el grupo de Tejero. El golpe quedaba pospuesto hasta el momento oportuno.

Sin embargo el asesinato de José María Ryan, director de la central nuclear de Lemóniz, por ETA; el boicot de Herri Batasuna al Rey en la Casa de Juntas de Guernica; y el debate parlamentario por la muerte del etarra Joseba Arregui, tras su detención, con un enfrentamiento entre los ministros de Gobernación y Justicia y los posteriores ceses de mandos policiales; todo en pocos días, hizo saltar a Tejero, que el 21 llamó a Miláns e le dijo: “Esto, mi general, se hace”.

Miláns intentó convencerlo de que debían seguir la “solución Armada”, pero Tejero le mintió respondiéndole que todo estaba preparado. Entonces el general se despidió con un “Suerte, vista y al toro”, y lo apoyó.

Despois do encontro con Armada en Valencia, o 10 de xaneiro, Miláns acordou colaborar con el e así o dixo na xuntanza que tivo o 18, en Madrid, co grupo de Tejero. O golpe quedaba posposto ata o momento oportuno.

Porén, o asasinato de José María Ryan, director da central nuclear de Lemóniz, por ETA; o boicot de Herri Batasuna ao Rei na Casa de Xuntas de Guernica; e o debate parlamentario pola morte do etarra Arregui, despois da súa detención, co enfrontamento entre os ministros de Gobernación e Xustiza e os posteriores ceses de mandos policiais; todo en poucos días, fixo saltar a Tejero, que o 21 chamou a Miláns e díxolle: “Esto, mi general, se hace”.

Miláns tentou convencelo de que debían seguir a “solución Armada”, pero Tejero mentiulle e respondeulle que todo estaba preparado. Daquela o xeneral despediuse cun “Suerte, vista y al toro”, e apoiouno.

Deixa un comentario

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.