José Luis Sampedro

José Luis Sampedro
José Luis Sampedro

De José Luis Sampedro hemos oído y leído, estos días, muchas cosas distintas, todas buenas, y, además, todas ciertas. Creo que José Luis Sampedro había alcanzado la edad y la fisonomía perfectas, y que así debería permanecer por los siglos de los siglos. Hay personas que no tendrían que morirse nunca, porque –perdón por el tópico, pero es lo que siento- el mundo, sin ellos, es peor, más triste y más pobre. José Luis Sampedro es, sin duda, uno de esos ejemplares humanos, distintos, irrepetibles, que iluminan con su presencia. Sabio, bueno y humilde, lo fue hasta al dejarnos, en silencio, discretísimamente. Yo recordaré siempre su figura quijotesca, su humanismo y su ética, quijotescos también; su enorme talento y su sentido del humor, verdaderamente extraordinario.

Deja un comentario