Imágenes de la Transición: El Rey acepta la dimisión de Suárez

dimisión adolfo suarez
dimisión adolfo suarez
Juan Carlos I, Sabino Fernández Campo y Adolfo Suárez

Entre los bulos que circularon sobre las causas de la dimisión de Suárez está el de la encerrona que le hizo el Rey, al llamarlo el 23 de enero a la Zarzuela para dejarlo solo con los tenientes generales Elícegui, Merry Gordon, Milans del Bosch y Campano López, que le exigieron la dimisión. Cuando Suárez pidió que le diesen una razón, el general Merry sacó una pistola y le dijo: “¿Le parece bien ésta?”

Fernando Ónega demuestra con tres razones que ese hecho nunca sucedió: El propio Suárez lo desmintió. Suárez no lo toleraría. Por mucho menos –recuerda Ónega- advirtiera al general de Santiago: “Le recuerdo que la pena de muerte sigue vigente en el Código de Justicia Militar”. En el registro de entradas en la Zarzuela no figura la de ningún general el día 23.

Sí es cierto que el Rey aceptó la dimisión de Suárez con una frialdad que demostraba el deterioro de la relación entre ambos. Lo contó Sabino Fernández Campo al periodista Francisco Medina: “Al poco me llamó el Rey y cuando entré  en el despacho me dijo algo así como: -Oye, que Adolfo me dice que se va… ¿Qué es lo que hay que hacer en este caso? Lo dijo con frialdad, sí, sí, con Suárez delante. Yo vi que se le quedó una cierta cara de sorpresa.”

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies