Imágenes de la Transición: Calvo Sotelo candidato a presidente

Después de hacerse pública la dimisión del presidente, el Rey iniciaría consultas con los representantes de los grupos parlamentarios y, una vez oídos, propondría un candidato que debería obtener la confianza de la Cámara para formar gobierno.

El 27 de enero Suárez reunió en la Moncloa a los barones de la UCD para nombrar un candidato a la Presidencia del Gobierno. Él se abstendría para no influir en la votación y no perjudicar al sucesor. A las dos de la mañana era elegido Leopoldo Calvo Sotelo. Los críticos exigieron que fuese ratificado por el Comité Ejecutivo y dos días después, tuvo lugar la reunión que demostró la quiebra total del partido. Cuando a las cuatro y media de la mañana Suárez anunció que se procedería a la votación, los críticos abandonaron la reunión y Landelino Lavilla votó en blanco.

La última palabra la tenía el Rey, pero el periodista Emilio Romero opinó en ABC el día 31: “aquí están pasando cosas que obligan a una remodelación. Si para hacer esto UCD no proveyera, entonces existiría la vía de un hombre ajeno y políticamente bendecido. Estimulé entonces a la imaginación y encontré al general Alfonso Armada”. Y concluía: “Un golpe de timón, en la versión Tarradellas, es un golpe de timón. No le demos más vuelta”.

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies