Boliche

Lo he dicho ya. Me resulta difícil escribir fuera de los límites del humor, concretamente de esa forma de humor que deberíamos llamar “humorismo” para diferenciarla de la “comicidad” y de la “sátira”. El humorismo se dirige a la inteligencia y al corazón del lector para no dejarlo reír a gusto, para crearle mala conciencia de la risa, y trocar la risa inicial en sonrisa y emoción. En clave de humor escribí numerosos cuentos infantiles para mis programas radiofónicos. Uno de ellos, el titulado Boliche, fue premiado en un certamen de la Agrupación Cultural O Facho, de A Coruña, en los años 70, y editado en el 1982. (Más información en la sección en Galego de este blog)

Deja un comentario