Isaac Díaz Pardo

Isaac Díaz Pardo

Los ojos de Isaac, como los de Picasso, veían detrás del horizonte artístico. Lo dije hace años y lo repito ahora: en Isaac había mucho más que una chispa de genialidad, y lo demostró como pintor, diseñador, ceramista y arquitecto. Pero además de la admiración que sentí por el artista, me maravilló el Isaac, pequeño-enorme hombre, fiel a la memoria de los que, frente a la barbarie, dieron la vida por Galicia; el que puso en marcha empresas ejemplares; o que se dió generosamente a los amigos… Yo, que fuí uno de ellos, intenté captar una pizca de su personalidad en retratos y caricaturas.

1 comentario en “Isaac Díaz Pardo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies